25 de octubre del 2014

Local
Ed. Impresa

Originalidad y esmero marcan navidad valluna

Esta Navidad es una de las más iluminadas en la historia del valle. Hay casi un millón de luces encendidas en la ciudad, comercios y las vecinas Quillacollo y Sacaba. Los focos no sólo han transformado la imagen de la ciudad sino que han se han convertido en la fascinación de niños y niñas, que le roban horas al sueño para contemplar el brillo del Nacimiento, además de perpetuar el momento en una fotografía familiar, con el clásico Papa Noel o los protagonistas del Nacimiento más famoso.

Sólo en la ciudad hay 800 mil foquitos que resaltan el centro histórico y también dan vida a las figuras que identifican a la Navidad: ángeles, campanas y trineos.

En el parque Lincoln está uno de los pesebres más originales y emblemáticos de la ciudad, hecho por la Cooperativa Boliviana de Cemento (Coboce), que desde el año pasado se ha sumado activamente en la elaboración de estas alegorías.

Uno de los pesebres que ha roto con la monotonía de los arreglos navideños es el del Servicio de Aeropuertos Bolivianos (Sabsa): por primera vez en la llajta Jesús nace en una pista. La idea fue conectar el Nacimiento con la llegada de los pasajeros.

Y es que el retorno de cientos de bolivianos a esta tierra cobra una relevancia especial este mes: muchos vienen de fuera después de una larga de temporada a ver a los suyos, un momento que para algunos puede ser un milagro como el nacimiento del hijo de Dios.

Eso explica que los que se quedaron cuenten los minutos para volver a estar juntos, atrincherados en el aeropuerto, hasta la llegada del ser querido.

Armar este pesebre llevó tres semanas, después de concebida la idea. Lo primordial era construir la pista-vista como se ve desde arriba- luego conseguir las réplicas de los protagonistas, los aviones a escala de las aerolíneas que operan en el Jorge Wilsterman y finalmente presentarlo al público.

La idea sorprendió a los más incrédulos, al principio reacios a ceder los aviones. Pero, cuando Aerocom colocó una de sus réplicas las demás aerolíneas se contagiaron del entusiasmo navideño.

Ahora hay cuatro aviones: dos en tierra y dos en pleno vuelo. Además de un helicóptero que representa a la Fuerza Aérea y es el encargado de llevar la estrella. 

La creatividad se ha impuesto esta vez en la creación de pesebres y son más las instituciones que han participado en colocar sus nacimientos para el público.

Casi 1 millón de luces

Coboce, se ubica como la empresa que más pesebres ha armado para la gente este 2010. Con tres arreglos en coordinación con las alcaldías en Cercado, Quillacollo y Sacaba. Esta Navidad, que de acuerdo a las tradiciones se celebra el nacimiento de Jesús cada 24 de diciembre, el paseo de El Prado es el lugar con más luces. La Alcaldía de Cercado colocó en esa área 300 mil de los 800 mil foquitos navideños.

En el Cine Center las luces, también son protagonistas de los adornos. Pero, además cuenta con un Papa Noel o Santa Claus, que aunque no es personaje ubicado en el origen del Nacimiento con el tiempo se ha hecho infaltable. El anciano con una gran barba blanca está sobre todo en los centros comerciales, para recibir las cartas con los pedidos de los niños. El personaje, cuyo origen se relaciona con varios fenómenos como la labor de un obispo cristiano que solía regalar juguetes a los niños pobres, es uno de los que acapara la atención de los niños.

El ambiente navideño no sólo está dado por las luces y el Papa Noel sino también por los pesebres que se preparan en las iglesias, que estarán listos para la Noche Buena, cuando coloquen las imágenes del Niño Jesús. En algunos casos se trata de figuras centenarias, donadas hace décadas por benefactores.

LOS ARREGLOS

•    Hay 800 mil foquitos navideños colocados en la ciudad, casi la mitad de ellos en el centro histórico y otros en los distritos.


•    Se estima que otros 200 mil foquitos están distribuidos en Quillacollo, Sacaba y Capinota, donde este año los municipios y Coboce se han esmerado en construir pesebres grandes y vistosos.


•    Como es tradición los arreglos permanecerán en la ciudad hasta el 6 de enero, Día de Reyes, y son un espectáculo gratuito.

Los rostros de la celebración

NAVIDAD TAMBIÉN EN EL HOSPITAL

El espíritu navideño también se apoderó de los pasillos del hospital Viedma. Por cuarto año médicos, enfermeras y administrativos combinan el cuidado de los pacientes con la recreación del nacimiento de Jesús. Los creadores de estos pesebres recurren a sus materiales: jeringas, envases de medicamentos, mangueras de sueros y ampollas, para ilustrar la venida al mundo del redentor. 


En estos cuatro años del armado de los pesebres, el ingenio llevó a la sección de emergencias a armar un pesebre con humanos, en el que un recién nacido, encarnó a la figura de Jesús. El ambiente navideño marca una pausa entre los enfermos.

 

NACIMIENTO ENTRE BOMBEROS

Hace tres años la unidad de Bomberos de la Policía se propuso rescatar la tradición del armado de pesebres navideños. El original nacimiento del niño entre bomberos se recrea con diminutas réplicas de los matafuegos, carros bomba y carros bomberos, alrededor del humilde nacimiento. 


Aunque este año el armado está demorado los bomberos anunciaron que estará listo para la Noche Buena. Lo tradicional en la unidad es que el pesebre esté rodeado de bomberos con el objetivo de retratar la rutina de los policías.


COMERCIANTES CON EL NIÑO

Los comerciantes, que se han vuelto en protagonistas de estas fiestas, no han dejado de lado la venida de Jesús. Los siete mil gremiales instalados en la Feria Navideña han armado un pesebre con materiales naturales y réplicas de los personajes bíblicos hechos por ellos mismos. Jesús está rodeado por imágenes de sus padres, además de los Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltasar.


Mientras que casi todo el comercio se esmera por destacar en sus vitrinas el espíritu navideño.


Casi todas las tiendas, tanto del centro de la ciudad como de los barrios,  tiene sus adornos con motivos navideños.

 

ALCALDÍAS: MILES DE LUCES

Las alcaldías de Quillacollo y Sacaba no han quedado indiferentes a la fiebre navideña. Por primera vez, en el municipio más poblado del valle bajo, se armó un pesebre enorme en El Prado. La Alcaldía utilizó réplicas de Jesús, María y José tamaño natural.

En un espacio de unos 10 metros recreó la venida al mundo del Niño y la llegada de los Reyes Magos, con el apoyo de la empresa Coboce.  En Sacaba el panorama es similar, la cementera apoyó la construcción de un enorme pesebre en la entrada al municipio, que cobra realce por las noches, por las luces doradas y de otros colores que se instalaron.


Accesos directos

Inicio Nacional Local
Deportes Economía Internacional
Videos Horóscopo Opiniones
Noticias más vistas Últimas noticias

Suplementos

OH! Número 1 OH! Observador Ec. M de Mujer Vida & Futuro Lecturas T de Teens Buen Provecho
Hecho en Bolivia por Smartica